Borja Mayoral falla un penalti que él mismo se inventó ante Irlanda del Norte