Bilic, técnico del West Ham, cumple el sueño de un pequeño fan con este bonito gesto