Bilbao, en el día después de la batalla de ultras: “Parecía una guerra”