El Betis ya está de vuelta al trabajo con su afición tan volcada e ilusionada como siempre