El Betis se da un baño de masas en un entrenamiento con más de 10.000 aficionados