El Betis respira y hunde al Málaga pese a un espectacular recibimiento en La Rosaleda