El Bernabéu ya tiene el enorme mosaico para recibir al Atlético de Madrid