Benzema se olvida de sus problemas con un partidazo frente al Getafe