Benzema y James Rodríguez se olvidan de sus problemas con una fiesta en Dubai