Beñat desata la locura en San Mamés con un golazo de falta directa (3-0)