El Barcelona, campeón de la Liga más reñida