El Barcelona cabrea a la afición en Murcia por meterse al hotel por la puerta de atrás