La afición del Barcelona pita y la del Sevilla aplaude durante un himno de 50 segundos en la final de Copa del Rey