Los tres guiones del Barcelona-Girona: Messi, Stuani y la agonía en los minutos finales