El Barça espera la redención: la última oportunidad de la temporada pasa por el Bernabéu