El Barça decidió en una reunión de seis horas si fichará de cara a los dos próximos años