El Barça acaricia su primer título de la temporada