El Barça dice no a Seri: de tener casi cerrada la operación, a cerrarle la puerta