El vestuario del Barça, dividido ante el referéndum: Piqué y Sergi Roberto, frente a Messi, Suárez y Busquets