El Barça sufre en Las Palmas pero tiene el título de Liga más cerca