El nuevo Barça de Luis Enrique arranca imparable con una goleada en el Gamper