El Atlético de Madrid sigue trabajando y los jugadores nuevos no llegan