El Atlético sigue imparable a balón parado