El Atlético de Madrid no entiende de amistosos y ganó su primer "trofeíto"