Las dos caras del Atlético en pretemporada: Bien en defensa, mal en ataque