El Atlético de Madrid golea al Alavés pero Lucas Hernández enciende las alarmas en equipo