El Atleti, mentalizado para sufrir ante el Rosenborg