¡Aterrador! Un alud de nieve provocado por el seísmo de Nepal, grabado en primera persona