La mala suerte se ceba con Asenjo: cuarta rotura del ligamento cruzado en siete años