Arda e Iniesta llegan juntos a las instalaciones del Barça en el primer día de trabajo