Los Ángeles se tiñe de azulgrana con la llegada del Barça a la ciudad californiana