Ancelotti se ejercita como uno más