Amenaza ultra en Madrid: Medidas extremas para vigilar a 600 radicales del PSG