Alonso termina quinto en una carrera dominada por los Brawn