Adrián nos enseña Oporto y se muestra contento: “Lo mejor para mí era el cambio”