El equipo azul gana la prueba de creatividad