El ‘Te plantas’ más surrealista de Abascal: la concursante pasa de contestarle (directamente)