No hay reto que se le resista a Flo: ¡Se podría haber ahogado, pero lo ha conseguido!