El reto a Pagudo y Romero: ¿averiguarán sus nombres por la cara?