La excusa perfecta de Virginia Riezu: "Los actores somos muy de tocarnos"