Declararse ante Denzel Washington o besar a Meryl Streep: ¡esto sí que es hacer turismo!