Una manifestación de la CUP y otros sitios donde hace falta Manolo 'el del Bombo'