La cámara oculta de Javier Abascal que acaba con 60 euros de premio