Master Pranks besan a extraños sin previo aviso en un parque de Barcelona