Los de Master Pranks se lían a almohadillazo limpio con desconocidos