Javier Abascal se atreve a preguntar a la gente los inconvenientes de la Navidad