Investigación Abascal: ¡Adiós propósitos de año nuevo, bienvenida cuesta de enero!