Daddy Yankee cuenta su experiencia más extraña con sus fans y una stripper