Conectamos el 'Daniflorizador' con las vacaciones de Putin