Atasco de bananas locas y otras cosas que verías en la playa de Madrid